Prestaciones de Neofin para las pymes

La situación financiera de España está haciendo que cada vez más personas se decidan a montar su propia empresa para poder conseguir un trabajo estable y continuado. Esto es algo que observamos con más frecuencia cada día en Neofin empresas.

De hecho, es probable que tú mismo te estés planteando hacerlo, pero no sepas bien por dónde empezar. Por este motivo y con la finalidad de iluminar un poco tu camino, hemos decidido escribir este artículo, en el que te vamos a explicar los pasos que has de dar a la hora de conformar tu empresa. 

Pasos para montar una pyme

El primer paso para constituir una empresa es encontrar un asesoramiento personalizado para nuevos empresarios. Esto, aunque, ciertamente, no es completamente imprescindible, es lo más recomendable. ¿Por qué? Porque son muchísimos los trámites que no siempre se conocen y suelen ocupar un valioso tiempo, del que no siempre dispondrás. 

En Neofin somos expertos en la gestión de absolutamente cualquier trámite que debas hacer para constituir tu empresa. Así pues, veamos cuáles son. 

Búsqueda y captación de locales

Si bien la elección del lugar en el que comenzar el negocio es difícil, encontrar un local con una buena ubicación lo puede ser aun más. Por ello, lo ideal es que obtengas consejo profesional para poder estimar la zona exacta. 

A partir de ahí, tendrás que mirar qué locales están en venta o alquiler y hablar con sus dueños para firmar un contrato y llegar a un acuerdo. Debemos destacar que, cuando esto se hace a través de una empresa, las condiciones contractuales suelen favorecerte más. 

A fin de cuentas, el dueño del local hablaría con alguien experto en inmuebles y que tendrá más recursos y conocimientos a la hora de negociar. 

Tramitación de papeleo administrativo

Una vez tienes el local, los siguientes pasos serán rellenar y entregar toda la documentación administrativa necesaria. Si, por ejemplo, necesitas hacer una obra en el local, para adecuarlo a tu tipo de negocio, deberás pedir una licencia de obra.

También serán premisas necesarias que realices varias gestiones notariales, des de alta la actividad y registres su inicio. 

Todo ello, si no sabes bien cómo manejarte con la burocracia, puede volverse una tarea ardua. Normalmente, en este punto, los nuevos empresarios acuden a servicios profesionales, para que lo gestionen todo. 

Presentación de la documentación

Porque el papeleo no acaba con lo que te hemos explicado en el punto anterior. Por el contrario, va más allá, ya que Hacienda te exigirá que entregues varios documentos, en relación con los impuestos.

También, dependiendo de la forma empresarial que hayas adoptado, deberás presentar los documentos relacionados con los impuestos que has de pagar. Además -claro está- del IVA, que se ha de presentar, obligatoriamente, cada mes o tres meses, dependiendo de lo que prefieras. 

Contratación de empleados

Este es otro paso muy importante para el buen funcionamiento de tu empresa. Por tanto, es de vital importancia que estés informado acerca de todo lo que has de hacer para darles de alta en la Seguridad Social, redactar sus contratos, hacer sus nóminas…

Si no te manejas bien en este terreno, lo ideal es que acudas a profesionales. Debes tener en cuenta que tener la documentación y los trámites relacionados con los trabajadores en regla es imprescindible para evitar posibles sanciones e inspecciones de trabajo.

Por ello, lo más recomendable es que lo dejes en manos de expertos que puedan gestionar de forma más fácil y rápida las altas y bajas de los empleados, así como lo que tenga que ver con tu régimen de autónomo y contigo. 

Elaboración de contratos 

A la hora de conformar un negocio, has de tener diferentes contratos. Además de los laborales, para tus empleados, habrá que estipularlos con los proveedores y demás colaboradores del negocio. 

Destacamos que este tipo de servicios ha de hacerlos un experto, ya que cualquier tipo de incongruencia o ambigüedad en las cláusulas del documento puede traerte graves consecuencias. Así pues, si acudes a servicios profesionales, podrás estar mucho más tranquilo con este asunto. 

¿Por qué contratar servicios profesionales?

La gran verdad es que, cuando te lanzas a crear tu propia empresa, la mayoría del tiempo deberás dedicarla a pensar cómo será tu negocio, qué metas quieres alcanzar en los primeros meses, de dónde vas a sacar la financiación necesaria… 

Todo ello antes de que la empresa se ponga en marcha. Una vez esta comience a funcionar, vas a tener que emplear todo tu tiempo y estar en el negocio, ver cómo funciona, hacer cálculos para saber si está teniendo buena acogida…

Por no hablar de la selección de personal, en la que tendrás que invertir horas y horas, analizando currículos, clasificando a los candidatos y haciendo entrevistas. Además de, una vez elijas a los empleados, encargarte de su formación y observarlos, para ver si cumplen con el perfil que necesitas. 

De esta manera, no es difícil entender que será harto complejo poder encargarte de todo tú solo. A fin de cuentas, el día solo tiene 24 horas y necesitas al menos 8 para dormir. Por tanto, delegar las tareas burocráticas, económicas y administrativas a profesionales puede ser algo muy positivo. 

En primer lugar, porque ahorrarás tiempo que podrás dedicar a centrarte en lo que, verdaderamente, importa: tu empresa y su buen rumbo. Si te centras en el papeleo y todos los trámites mensuales que has de hacer, puede que descuides el seguimiento de tu empresa, por falta de horas para evaluarla. 

En segundo lugar, estarás mucho más seguro de que todo se está haciendo como toca, dado que serán profesionales expertos en estas cuestiones quienes se encarguen de realizar tus trámites. 

Y, por último, contarás con un apoyo experto y que sabrá asesorarte y guiarte en cada uno de los problemas o adversidades que puedas encontrar a lo largo de tu camino empresarial. 

En Neofin somos un grupo de profesionales expertos en cada una de las ramas de la asesoría para empresas. Desde el primer momento, nos encargaremos de todo lo que tenga que ver con la creación de tu empresa, para que solo tengas que centrarte en lo que, de verdad, importa: que tu negocio triunfe. 

imagen