Renta fija y renta variable ¿en qué se diferencian?

renta fija y renta variable

Cuando se trata de invertir, antes que nada conviene analizar cuál será el rendimiento que se obtendrá en un determinado tiempo y el tipo de interés. Es decirconviene saber si es renta fija o renta variableCualquiera que sea la cartera de inversión a realizar, es importante conocer las diferencias entre estas rentas y determinar cuál es la que más conviene.  

Por tanto, contar con una asesoría financiera es importante para conocer las ventajas y desventajas que nos ofrecen algunos productos de inversión y saber cuál sería el más recomendable para obtener la mayor rentabilidad. 

Para ayudarte, en este artículo compartiremos contigo los conceptos de renta fija y renta variable, así como las diferencias entre ellas y las ventajas que te ofrecen. Finalmente, te daremos algunas recomendaciones para que tengas éxito a la hora de invertir tu dinero.  

¿Qué es renta fija?  

La renta fija es un tipo de inversión en la que el emisor se compromete con el inversor  de devolverle la cantidad de la negociación más una rentabilidad o utilidad por la colocación de su dinero, todo esto en un plazo y a una tasa de interés pre-establecida.  

Es decir, en las inversiones de renta fija el emisor garantiza el retorno del dinero invertido más un pago adicional por concepto  de intereses generados.  

El término de “renta fija” se usa precisamente porque el inversor conoce con anticipación cuál será la utilidad generada, desde que invirtió hasta la fecha de culminación de dicha inversión. Por tanto, este tipo de inversión representa un riesgo menor en comparación con la renta variable 

Así sea que los precios suban o bajen,  ya el emisor está comprometido al pago de los intereses en las condiciones pautadas al momento de la inversión o del préstamo. En este caso, el interés sólo puede variar ecaso de venta o compra antes de la fecha de vencimiento.  

Tipos de renta fija 

Dentro de las inversiones podemos catalogar dos tipos de renta fija: la renta fija que proviene de la deuda pública y otra que se origina de la deuda del sector privado 

Por otra parte, los títulos de renta fija son activos de inversión financiera similares a los créditos otorgados por las entidades financieras.  En estos casos, su diferencia está en que el monto total adeudado se divide por el número de prestamistas que adquieren una porción de esa deuda.  

Terminología de la renta fija 

Para que puedas entender un poco mejor este concepto, a continuación te explicaremos brevemente los términos básicos de una inversión de renta fija:  

  • Emisorse refiere al sector público o sector privado que emite la deuda, es decir el título valor.  
  • Tenedor o inversor: es la persona que realiza la inversión. 
  • Principal o nominal del bonose refiere al monto de dinero que solicita en préstamo el emisor, y que corresponde a cada título.  
  • Cupónse refiere a la tasa de interés que debe pagar el emisor del título.  
  • Fecha de vencimiento: es el tiempo pautado, donde el emisor está  comprometido en pagarle al inversor el monto del dinero más los intereses generados.  

Caso práctico de renta fija  

A modo de ejemplo ilustrativo, imagínate una situación en la que una empresa emite un bono a un plazo de doce meses con un valor nominal de 1.000 euros y un cupón del 5%.  Esto equivaldría a que, al final del período de doce meses, el bono de 1.000 euros tendría una rentabilidad de 50 euros, para un total de 1.050 al término del plazo establecido 

¿Qué es la renta variable? 

La renta variable es un tipo de inversión conformada por aquellos activos financieros cuya rentabilidad al vencimiento de la inversión es incierta, siendo esta la principal diferencia entre renta fija y renta variable. 

A diferencia de la renta fija, en las inversiones de renta variable se desconoce el flujo  de caja que vamos a percibir por parte de la empresaEn este sentido, la rentabilidad resulta insegura, sea negativa o favorable, ya que dependerá de diversos factores, como el desarrollo de la empresa, los mercados financieros o el contexto político y económico del país. 

Por tanto, la renta variable está estrechamente relacionada con las acciones y los mercados financieros; mientras que la renta fija se relaciona a las inversiones en la bolsa de valores o bonos de la deuda pública 

Tipos de activos de renta variable 

Entre las inversiones con renta variable, las más frecuentes son:  

  • Divisas 
  • Acciones 
  • Índice bursátiles
  • ETFs o fondo cotizado 

Por ejemplo,  en el caso de renta variable de las acciones,  los dividendos que distribuirá la empresa entre sus accionistas van a depender de la gestión administrativa y del margen de utilidad de los ingresos entre los gastos incurridos en el período. 

Igualmente, con la compra de una acción de la empresa, el accionista adquiere derecho sobre ésta, como el de estar informado acerca de la gestión, las decisiones y los beneficios a distribuirse.  

Una de las diferencias entre renta fija y renta variable es que en ésta última los intereses son mayores.  Sin embargo, en caso de bajar el valor de las acciones, se corre el riesgo de perder en el valor de los dividendos. Por supuesto, si el valor de la acción aumenta, obviamente estaremos en presencia de una inversión con excelente rentabilidad.  

Diferencia entre renta fija y renta variable  

Para aclarar lo que hemos comentado sobre renta fija y renta variable, a continuación te daremos un resumen de sus diferencias principales. Todas ellas son bien conocidas por un asesor financiero, así que si tienes dudas no dudes en acudir a un experto.  

1. Instrumentos financieros de inversión 

La renta variable está determinada por las inversiones en acciones que se cotizan en la bolsa, donde  sus ganancias o pérdidas van a determinar el monto de los dividendos o la compra – venta de esas acciones en el mercado.  

En el caso de la renta fija, ésta se calcula por los instrumentos financieros del sector público (Estado, instituciones autónomas, etc.) o del sector privado (pagarés, bonos corporativos, entre otros).  

2. El tipo de inversor

Otra diferencia entre renta fija y renta variable será el  tipo o perfil del inversor. 

En el caso de renta fija, el inversor es más conservador, ya que  buscan control sobre sus inversiones. Es decir, estas personas quieren tener seguridad acerca de cuánto van a obtener al término de la inversión, sin importar los factores externos en el desarrolo de la entidad.  

Por otro lado, en las inversiones de renta variable el perfil del inversor es todo lo contrario: es más ambicioso, arriesgado y consciente de los riesgos, con el único objetivo de obtener mayores ganancias.

3. Liquidez 

Las inversiones en renta fija están determinadas de antemano por un monto de intereses calculados a una tasa y a un tiempo determinado (fecha de vencimiento del producto financiero) 

Por otro lado, la liquidez de los productos que se invierten en renta variable dependerá de la factibilidad de encontrar un comprador en el mercado. Por ejemplo, si una acción tiene poca liquidez, significa que tendremos que venderla a un precio inferior. Esto se traduce en que, si vamos a invertir en acciones de una empresa, su rentabilidad dependerá del riesgo. Es decir, a  mayor liquidez, menor riesgo y viceversa. 

Conclusión 

¿Tienes claras las diferencias entre renta fija y renta variable? ¿Con qué perfil de inversor te identificas?  Esperamos que con esta guía práctica sobre las diferencias de renta fija y variable puedas tener claros los riesgos que representan estos tipos de inversiones, así como los beneficios que puedes obtener en cada una de ellas.  

Si quieres un asesoramiento más detallado no dudes en ponerte en contacto con nuestra asesoría en Nucia. Nuestros profesionales expertos están altamente capacitados para ayudarte a resolver cualquier inquietud y orientarte acerca de las inversiones que puedes hacer de acuerdo a tu perfil como inversor.