Qué comisiones puede cobrar el banco, cuánto cuestan y como evitarlas

Hace unos días, la prensa publicó que determinados bancos comenzarían a cobrar hasta tres euros de comisión por los ingresos de efectivo en ventanilla para los no clientes. La debilidad del negocio tradicional bancario, junto a las necesidades de mejorar los márgenes y captar pasivo, ha hecho que los bancos comiencen a recuperar comisiones olvidadas. Cómo evitarlas será el nuevo reto del cliente bancario.

Evitar descubiertos en cuenta: se cobran en tres conceptos. Desde la comisión de reclamación por posiciones deudoras: lo que cobran por avisarte de un descubierto en cuenta y oscila entre 30 euros y 36,50 euros según el Banco de España; hasta comisión de descubierto: un porcentaje que se aplica sobre el mayor importe negativo que ha habido en la cuenta en el periodo deudor (Su mínimo era de media de 13,5 euros en 2012) pasando por los intereses de demora. Éstos responden al “préstamo” que nos ha hecho el banco mientras dura el descubierto. Según el Banco de España no puede superar en 2,5 veces el interés legal del dinero, que en 2012 está al 4 por pero, en la práctica, esto no se cumple y el tipo de interés más común ronda el 29% TAE.

Por ejemplo si tenemos un descubierto de 200 euros durante 10 días en alguna de las Entidades Bancarias Españolas que operan en territorio Nacional nos cobrarían: Comisión de reclamación por posiciones deudoras: 35 euros  Comisión de descubierto: 15 euros (el mínimo)  Interés de demora (29% TAE): 19,3 euros  TOTAL: 69,3 euros

Es posible evitarlas, por ejemplo, contratando una cuenta que cubra descubiertos a coste cero. Algunos bancos también incluyen este servicio si somos clientes desde hace tiempo, a pesar de que no conste en el contrato.

Comisiones por retirada de efectivo en cajeros: con las tarjetas de crédito siempre hay que pagar comisiones al sacar efectivo de cajeros. Pero con las tarjetas de débito hay varios casos dependiendo de la entidad. Si se retira efectivo desde los cajeros del mismo banco hay cero comisiones, otras entidades permiten retirar dinero gratis dentro de la misma red y solo Citibank, Evo Banco y Arquia dejan desde cualquier entidad (principalmente porque tienen una carencia de red que las otras entidades no tienen, y entonces ofrecen este servicio). El resto puede cobrar desde un 1,5% del importe con un mínimo de 1,2 euros hasta el 4% con un máximo de 4 euros, dependiendo de la opción.

Evitar cancelar los depósitos anticipadamente: las entidades online facilitan la cancelación del depósito sin ningún tipo de penalización, pero en otras ocasiones no. El importe suele ser el 1% sobre el capital cancelado, con un máximo de los intereses percibidos.

Tarjetas y comisión por emisión, renovación o mantenimiento. Se trata de una cantidad fija que cobra el banco cada año. El importe depende del tipo de tarjeta: cuanto mayor es la categoría de la tarjeta, más alta es la comisión. Si hay varios beneficiarios, cada tarjeta secundaria paga una comisión, aunque lo normal es que sea menor que la de la tarjeta principal.

Comisiones hipotecarias: el banco puede cobrar una comisión de estudio y de apertura del préstamo hipotecario.

Cuatro trucos para evitar las comisiones

Mantener un saldo elevado en la cuenta: mantener un saldo elevado en la cuenta permite al cliente negociar las comisiones o eliminarlas del todo (principalmente mantener saldos medios superiores a 1000 € que son los que hacen computar al banco como cliente y se toman interés en que no se cancele la cuenta).

Contratar varios productos o servicios en el mismo banco: la vinculación con la entidad posibilita negociar una rebaja o la eliminación de las comisiones. Así, domiciliar los recibos (luz, agua, gas, teléfono y conexión a Internet), pero especialmente la nómina, pensión o prestación por desempleo (que debe ser de 600 euros como mínimo, en la mayoría de los casos) y tener contratado algún seguro, depósito o plan de pensiones.

Optar por la banca online, con cero comisiones. Actualmente, Openbank, iBanesto e ING Direct son algunas de las entidades que intentan captar clientes bajo el slogan de cero comisiones, tanto en mantenimiento, como administración de las cuentas, tarjetas de débito y crédito gratuitas y transferencias nacionales.

Transferencia u OTE. Si quiere realizar una desde una entidad a otra la mejor opción es optar por una OTE, Orden de Traspaso de Efectivo. La OTE permite traspasar fondos entre dos cuentas pertenecientes a un mismo titular en dos entidades distintas.

La diferencia es quién realiza la orden de envío de dinero en la entidad de destino de los fondos, no en la entidad donde estaba el dinero. Lo aconsejable es realizar una OTE de importes mayores a 3.000 euros para evitar que sean considerados por aportaciones de fondos y que pueden ser retenido por la entidad saliente.

Deja un comentario