¿Qué puedo desgravar siendo autónomo y como tengo que hacerlo?

En España, cada día se incrementa  el número de autónomos o las personas que trabajan por cuenta propia y, por ende el deber que tienen en cumplir con todas las normativas en materia contable y tributaria. Sin embargo, muchos  de estos se preguntarán ¿Qué puedo desgravar siendo autónomo?

Como autónomo hay gastos que son deducibles  de los ingresos. Es por ello, que en este artículo te despejamos esa duda, qué gastos se deben incluir en las declaraciones trimestrales del IVA y del IRPF, según las normativas aplicadas por la agencia tributaria.

  1. Gastos a desgravar en IVA como autónomo

Para los autónomos, el IVA se divide en dos clases:

1) El IVA devengado, que es el porcentaje que se cobra al cliente

2) El IVA deducible, que corresponde al monto que paga el autónomo por concepto de gastos de la actividad que realiza. Lo qué puede desgravar un autónomo debe estar reflejado en su declaración de IVA.

Sin embargo, no todo IVA registrado en las compras es deducible del monto del IVA a enterar a la agencia tributaria por retenciones.

Requisitos para  determinar que puede desgravar un autónomo

Al respecto, la Agencia Tributaria, determina que los gastos deducibles de una persona autónoma, dependerá  directamente del cumplimiento de los siguientes requisitos:

  • Que los gastos incurridos durante el período declarado estén relacionados con la actividad que realiza el autónomo. Por ejemplo, en el caso de un profesional de la Contaduría Pública podrá deducir del monto declarado de IVA, todos aquellos gastos que incurra en papelería, equipos de computación, gastos de alquiler de local e incluso, gastos de capacitación como profesional.
  • Se reconocen sólo aquellos gastos relacionados con la actividad que realice, siempre y cuando esté debidamente soportados por facturas que cumplan con las normas de emisión.
  • Qué tanto el monto devengado, como el monto deducible por concepto de IVA estén debidamente registrados en la contabilidad del autónomo.

 

Por otra parte, conviene aclarar que hay actividades de autónomos que están exentas de IVA,  de conformidad con lo prevista en la norma tributaria. En este sentido, no habrá IVA  imputado, ni tampoco la obligación de enterar al fisco.

¿Cómo y cuándo declarar el IVA como autónomo?

Sobre el particular, la norma establece que el autónomo debe cumplir con dos tipos de declaraciones de IVA:

  • Una declaración en cumplimiento con la providencia 303 de hacienda, efectiva cada trimestre.
  • La segunda declaración, según providencia 390 a realizarse una vez al año, la cual debe presentarse ante la agencia tributaria durante el mes de enero.

Para determinar qué debe  declarar un autónomo, debe indicar  el monto devengado, menos los gastos que son deducibles del tipo de IVA que haya pagado, es decir: IVA general, 21%; IVA reducido dl 10% e IVA súper reducido del 4%. Sin embargo, el modelo no exige desglosar uno a uno los gastos incurridos, sino el monto total de estos.

El IVA desgravable se descuenta, del monto que se ha pagado a la agencia tributaria por concepto de retenciones a clientes debiendo enterar solo la diferencia de este. En aquellos casos que se haya pagado un monto de IVA superior, será considerado como un crédito fiscal y, por tanto podrá ser recompensando en la declaración correspondiente del próximo trimestre.

  1. Gastos a desgravar en el IRPF como autónomo

Para que una persona se pregunte “¿Qué debo desgravarme como autónomo en el IRPF?”  tiene que estar claro que esta declaración de impuesto difiere de los pagos registrados de IVA y que es totalmente diferente al pago del impuesto que corresponde a un contribuyente que perciba sólo ingresos como asalariado.

¿Cuáles son los requisitos para deducir un gasto en el IRPF de un autónomo?

A continuación, gastos que son posibles desgravar y que dependerá de los que están directamente relacionados con la actividad que realiza, según el apartado de actividades económicas que determine Hacienda para el ejercicio anual a que corresponda la declaración.

  • Consumos de explotación. Incluye lo referente a material de oficina, adquisición de mercancía, materia prima, etc. Este apartado incluye los gastos más recurrentes de un autónomo.
  • Sueldos y salarios.  Se refiere al pago de los beneficios contractuales, originados de la relación laboral del personal   a su cargo.
  • Pagos de Seguridad Social. Corresponde al pago de las cuotas mensuales, por concepto  del aporte patronal otorgado a los trabajadores, así como del monto correspondiente como autónomo,  para poder gozar posteriormente  del beneficio de  jubilación.
  • Pagos de alquiler. Incluye los pagos del canon de arrendamiento de local, carro, equipos de trabajo, etc.
  • Servicios contratados.  Se  incluyen en este apartado, el pago realizado por concepto de honorarios profesionales a asesores financieros, contadores, abogados u otros. Igualmente, incluye el pago de pólizas de  seguro previo cumplimiento de los límites previsto, dependiendo el tipo de póliza.
  • Gastos financieros. Incluye gastos de intereses por préstamos, recargos por aplazamiento de deuda, entre otros.
  • Impuestos deducibles de renta como autónomo. Como por ejemplo el IAE o IBI. Se exceptúa de este rubro, los gastos incurridos por concepto de multas y sanciones  impuestas por el órgano tributario.

A estos gastos,  también se deduce las amortizaciones de la depreciación anual de los activos, con una vida útil superior a un año y cuyo valor sea mayor a 600 euros.

Ejemplo de gastos que puedo desgravar como autónomo

A fin de ilustrar que desgravar un autónomo  de IVA y de IRPF, a continuación brindamos algunas  repuestas a interrogantes sobre casos concretos,  para  diferenciar cuando aplicar  el pago de estos impuestos y que tengas más claro que puedes desgravar siendo autónomo

  • ¿Es factible deducir los gastos de vehículo? En este interrogante se incluyen dos gastos que tienen relación, como por ejemplo el pago por concepto de gasolina y por póliza de seguro. En este caso, la normativa prevé que se puede desgravar el monto total, siempre y cuando el vehículo sea un activo  para  uso de la actividad económica que se ejerce como autónomo.

Sin embargo, la ley prevé una excepción de un monto mínimo del gasto, por concepto de uso personal.

  • ¿Se puede desgravar el monto de la compra de un vehículo del autónomo? Para la declaración del IVA y del IRPF, la ley acepta una deducción hasta del 100% del  monto pagado, siempre y cuando el vehículo sea de uso exclusivo para la actividad económica que se realiza.

En el caso de uso personal, para el pago del IVA se puede deducir un 50%; mientras que en la declaración del IRPF la norma legal no contempla ninguna excepción.

  • ¿Cuáles son las pólizas de  seguros que puedo desgravar como autónomo? Se puede deducir el monto pagado de cualquiera de las pólizas de seguros relacionadas con la actividad económica: seguro de incendio, robo y edificación del local; seguro de responsabilidad civil o seguro de vehículo.

En este rubro, conviene aclarar que el monto deducible corresponde sólo para el pago del IRPF,  ya que la pólizas de seguros están exentan en el IVA.   Igualmente, como autónomo existen tres tipos de pólizas que merecen especial atención: seguro de HCM, seguro de vida y seguro de hogar, según lo siguiente:

  1. En el caso de póliza de HCM el monto del desgravamen es de 500 euros para cada uno de las personas de grupo básico familiar amparado (cónyuge e hijos menores de 25 años)
  2. El autónomo goza de un monto deducible de 500 euros por concepto de póliza de vida, en la cobertura de invalidez permanente y fallecimiento.
  3. El seguro de hogar será deducible en el IRPF, en caso que el autónomo trabaje desde su residencia y, sólo se reconoce la parte proporcional del área que se ocupe del inmueble.

Es decir, que en caso de una habitación que se fije como oficina  y que represente el 15% del inmueble; si el pago  de la póliza es de 800 euros, el monto a reconocer para el desgravamen será de solo 920 euros.

  • ¿Se puede desgravar el monto correspondiente a la compra de un ordenador? Este se considera como un equipo de trabajo y por tanto es deducible en  el pago del IVA, como del IRPF.

En este último caso,  conviene recordar que dicho bien, al igual que otros mobiliarios y equipos de inversión será amortizable su depreciación siempre y cuando su valor sea superior a los 600 euros.

  • ¿Se puede desgravar la compra de un teléfono móvil? Este monto será deducible en el IRPF, siempre y cuando corresponda  a un uso exclusivo de la actividad económica que realiza el autónomo.
  • De los pagos de dietas, viajes y gastos de representación: se reconocen siempre y cuando se compruebe que corresponde a gastos originados de la actividad comercial como autónomo.

En el caso del pago de dieta, la norma jurídica para autónomo  prevé un monto límite hasta 26,67 euros por día y hasta de día y hasta de 48,08 euros, si corresponde a gastos de manutención en el extranjero. Todo esto dependerá de la actividad que se realice.

Estas y otras consideraciones podrán aclarar tus dudas de “qué puedo desgravar siendo autónomo” tambien si tienes más dudas relacionadas con autómos en este post te indicamos que ayudas o subenciones reciben los autónomos.

De todas formas en Neofin como Asesoría para empresas y Autonomos en La Nucia, Benidorm te ofrecemos los mejores servicios de profesionales en materia legal, tributaria, laboral  y de autónomos, así como otras gestiones que sean de su interés.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *