Reclamación de la Hipoteca Tranquilidad Banesto.

El Tribunal Supremo ha sentenciado como abusiva la Hipoteca Tranquilidad Banesto, pues se considera que se trataba de un producto complejo del cual el cliente no era bien informado, buscando el beneficio del banco poniendo en un claro desequilibrio al particular. Abriendo el camino para la reclamación de los abusos sufridos, pero antes debemos explicar:

¿En qué consistía la Hipoteca Tranquilidad Banesto?gastos-notariales

El que era el Banco Banesto, actual banco Santander, en 2007 y 2008 ofrecía una hipoteca de cuota fija a la que denominó “Hipoteca Tranquilidad Banesto”. Esta hipoteca tenía como objetivo exprimir el miedo de la constante subida del Euribor durante aquel periodo de tiempo, estableciendo un interés fijo de entre el 5% y 5,75% durante los primeros 10 años de la hipoteca. Este reclamo publicitario se hizo a sabiendas de que el Euribor no seguiría subiendo, estando por aquel entonces en un 4,75% y bajando posteriormente.

La Hipoteca Tranquilidad Banesto disponía cláusulas abusivas en las que el banco no fue transparente con el consumidor. Omitiendo que tanto durante el periodo de la cuota fija de 10 años y al acabar el mismo, existía una cuota creciente geométrica del 2% aproximadamente, creando grandes sobrecostes sobre los particulares respecto a otras hipotecas del 9,7%. Teniendo además que pagar primero los intereses sobre el capital de la hipoteca y después el propio préstamo hipotecario.

Finalmente el tiempo de pago de la hipoteca no era establecido por el banco, por lo que el cliente no sabía cuántos años tardaría en pagar su hipoteca pues el plazo se dispuso como variable dependiendo de las variaciones del tipo de interés.

¿Por qué reclamar la Hipoteca Tranquilidad Banesto?

Desde Neofin Asesores te ayudamos a reclamar la hipoteca “Tranquilidad Banesto” para recuperar los abusos económicos sufridos por los particulares. Envíanos tu consulta y de forma gratuita te indicamos la viabilidad de la misma.

* campos obligatorios

info-hipoteca-tranquilidad-banesto