¿Por qué reclamar las cláusulas abusivas de tu hipoteca?

Si nos remontamos al mes de diciembre del año 2015, encontraremos una sentencia firme del Tribunal Supremo en la que se deja bien claro, y sin posibilidad de recurso, que todos los gastos derivados de una hipoteca deben correr a cargo de la entidad crediticia, es decir, de la parte que presta el dinero.

Del mismo modo, en lo concerniente a la cláusula suelo, dicho tribunal también fue categórico. Esta práctica fue considerada como abusiva y los intereses que había generado debían ser devueltos a la parte deudora, esto es, la parte que recibe el dinero por parte de la entidad financiera.

Partiendo de esta base, se podría considerar que existen motivos más que suficientes para proceder a la reclamación de la cuantía que implican estas prácticas. Sin embargo, a continuación, vamos a dar algunas claves para que no quepa lugar a la duda de la conveniencia de reclamar lo que es legalmente nuestro.

Se pueden reclamar prácticamente todos los gastos

En cuanto a los gastos derivados de la hipoteca, la sentencia del Tribunal Supremo (705/215) permite la reclamación de los siguientes.

  • Gastos notariales, la cual, se corresponde a la escritura del préstamo hipotecario que hayamos formalizado.
  • Todos los gastos relacionados con la tasación de la vivienda.
  • La factura del registro de la propiedad en el que se tuvo que inscribir la hipoteca.
  • El impuesto de actos jurídicos documentados.
  • Todos los gastos de gestoría en el caso de que la intervención de la misma fuera impuesta por la entidad bancaria.

Las cuantías a recuperar no son precisamente pequeñas

A pesar de que se tratan de datos estadísticos, la realidad es que la cantidad media que podemos recuperar oscila en torno a los 3.000,00 euros como límite mínimo y los 10.000 euros como límite máximo. Sin ir más lejos, recientemente se sabe que algunos juzgados de ciudades como San Sebastián o Gran Canaria, han condenado a pagar a las entidades bancarias cuantías de 3.900 euros junto con las costas derivadas del proceso.

Esta cuantía es lo suficientemente interesante como para que nos plateemos la posibilidad de hacer frente a los gastos de un abogado para formalizar la reclamación. Únicamente tendremos que aportar la información que nos solicite y seguir las indicaciones que nos haga.

No existe un límite de tiempo para presentar la reclamación

Este es un aspecto muy importante. Y es que, si bien es cierto que en un principio se fijó un plazo de 5 años desde la extinción de la hipoteca para reclamar los gastos derivados de esta, a día de hoy, y en base al artículo 8 de la Ley para la defensa del consumidor, se sabe que al tratarse de una vulneración de los derechos, la reclamación no prescribe.

Esto es una gran ventaja para nosotros porque no importa la fecha en la que hayamos formalizado la hipoteca. Siempre vamos a poder reclamar los gastos de la misma con todas las garantías que la ley nos permite.

Existe una gran información al respecto

Tanto en lo relativo a los gastos de la hipoteca como a las cláusulas suelo, cada día que pasa podemos encontrar mucha más información. Información que no solo podemos encontrar en medios tradicionales como pueda ser internet sino que también podemos encontrarnos en despachos de abogados como el nuestro que está situado en Benidorm.

Esto solo hace asegurar mucho más la reclamación que se quiere interponer y tener un mayor conocimiento tanto de la ley como del comportamiento que tienen las entidades bancarias y la justicia en todo este asunto. Todo esto, como te puedes imaginar, se traduce en una mayor seguridad para la persona que se decide a formalizar una reclamación ya que las posibilidades de que llegue a buen puerto son muy elevadas.

No en vano, bastaría solicitar los datos pertinentes para poder comprobar que el porcentaje de reclamaciones bancarias ganadas es muy superior al porcentaje de reclamaciones perdidas. Es más, en el caso de que no se tenga del todo claro si la reclamación se va a ganar o no, el propio despacho de abogados pondrá esta situación en conocimiento de la persona que quiere hacer la reclamación.

Asesoramiento experto

Desde NEOFIN ASESORES, tenemos que hacer hincapié que cada día contamos con un equipo de personas que se dedican exclusivamente a llevar estos casos. Esto hace que nuestro caso pueda tener una dedicación plena y por lo tanto un mayor y mejor seguimiento.

Todas estas, desde nuestro punto de vista, nos parecen razones más que suficientes para que nos planteemos interponer una reclamación a los bancos. No solo tenemos una gran cantidad de probabilidades de salir airosos sino que, además, seguiremos sentando una jurisprudencia que influirá mucho en las decisiones futuras de todos los procesos abiertos por la misma causa.

Deja un comentario